Noticias

El Interés

Tintexpress, opciones para personalizar la ropa desde el teñido

Transformar e intervenir la ropa es una tendencia de los millenials, quienes buscan identidad al vestirse y optan por agregarle accesorios, encajes o “retazos” a las prendas que pueden marcar su estilo.

Teñir las prendas también es un modo de “impregnarle” personalidad y, además, se pueden recuperar si están en mal estado. Estas son las opciones que brinda Tintexpress, una empresa dedicada al teñido industrial de ropa por encargo.

El pilar de este negocio comienza desde la recepción de la vestimenta en las principales tintorerías del país, donde se ofrece un cambio de color a todo el guardarropa. También intervienen los jeans con el lavado enzimático, un acabado tipo “desgaste” que se logra por el roce de la piedra.

Carlos Josa, fundador de la empresa que lleva 15 años en el mercado de confección, afirma que este método “revive los trapos” tras obtener un nuevo color, ya que cubre el deterioro natural producido por la lavadora o el secado al sol.

“Una buena camisa con un entramado de calidad tiene salvación”, declaró Josa. Aclaró que todas las telas tienen posibilidad de teñirse, pero existen materiales como el lino o telas tipo terciopelo, que son más resistentes al cambio comparado con el tejido de fibra de algodón.

Las piezas de vestir tienen una vida útil de 60 a 120 lavadas antes de que empiecen a desgastarse al punto de romperse, pero después de las 15 a 20 enjuagadas se recomienda pigmentarlas dos veces antes de desecharlas.

Aseveró que los usuarios deben declarar las “fallas ocultas” que puede presentar la prenda, como exposición prolongada a sustancias como el cloro o la acetona, para que se coloque en la sección de “pieza delicada” en el formulario de recepción.

“El proceso al que sometemos la ropa no la maltrata, pero si existen manchas químicas, esta pieza presentará más desgaste en esa zona y puede rasgarse desde allí”, destacó el vocero.

Las piezas más enviadas para su coloración son los blue jeans, mientras que los colores más solicitados son el azul marino y el negro, cuya demanda supera el pedido de 1.500 prendas por día.

Para la lencería estampada y el vinilo textil, el cambio de pigmento realzará los contrastes entre los puntos claros y los más oscuros de la pieza, conservando sus texturas.

 

- Cocinando la idea -

Lo que inició como un servicio de teñido a confeccionistas de alta rotación, se trasladó al servicio personalizado, que atiende a aquellos que tienen solo una pieza y quieren diversas combinaciones en el armario para estar a la moda.

La carta de colores que tienen las tintorerías QuickExpress y Lavoflux, donde se reciben las prendas de vestir, tiene 16 tonos disponibles que van desde el negro mate hasta el naranja “durazno”.

Empresas productoras de jeans como Wrangler Venezuela confeccionaban cantidades industriales de su producto, que debían ser teñidos luego de su zurcido; es ahí donde Tintexpress prestó este servicio bajo el nombre de Lavanderías Industriales Rental Service.

Esta compañía, junto a otras del mismo rubro, llegó a teñir el total de la capacidad instalada que equivale a 20.000 pantalones diarios en la fábrica ubicada en una zona aledaña a la autopista Gran Mariscal de Ayacucho (Petare-Guarenas).

La empresa opera además con máquinas de vapor que tiñen 120 piezas cada una y funcionan con agua hirviente de más de 90 grados de temperatura por 45 minutos.

La coloración primaria del blue jean proviene de un compuesto químico índigo, una tintura azul que es la base de la tela denim. Pero las primeras asociaciones entre el venezolano y el teñido de ropa iniciaron en los años 70 con la presentación del producto Wiki- Wiki, un polvo colorante que promocionaban la adaptación “hecha desde casa”.

Según Josa, esta técnica resultaba bien para las primeras tres lavadas, pero luego la prenda perdía la intensidad del color y teñía el agua del lavado. Esto se debe a que se utiliza sal marina en vez de sulfato especializado y el agua hervida en una cocina doméstica llega hasta una temperatura máxima de 40 grados, cuando son necesarios 100 grados para la absorción exitosa del tinte.

Actualmente usan colorantes vegetales, pero antes de la crisis económica se habían planteado combinar la dosis de teñido natural con una tintura a base de azufre, ya que este material no entra en las prioridades del dólar preferencial. Hasta los momentos no han recibido asignaciones a tasa Dicom.

Esta empresa tiñe alrededor de 3.000 piezas de ropa diaria a un costo de Bs 5.000 por cada prenda sin importar la tela y su textura. Las más fáciles para trabajar son las telas de pana, cotton lycra y jeans.

 

- Mitigando la crisis -

La renovación es una estrategia de las empresas que desean surgir en medio de la crisis económica, y para esto crean alianzas y nuevas estructuras de negocio que generan cambios lucrativos con impacto social y laboral, según Evelio Rojas, gerente de mercadeo de Tintexpress.

El equipo de Tintexpress evaluó las ventas y el servicio de las tintorerías a través de un estudio de mercado y encontraron que la promoción del teñido no estaba relacionada con una función genuina de estos locales para los consumidores, pese a que el nombre de estas tiendas es una fusión entre tintura (tintor) y estructura (ería).

Rojas indicó que el servicio de tintorería en 2016 ha presentado una caída de 70% en las prioridades del venezolano, disminuyendo aún más la presencia de este producto.

“Una realidad a la que nos enfrentamos es que los encargados no saben exactamente cómo vender el teñido al presentar la cartilla de colores, y no entusiasman al cliente a cambiar la ropa de color”, lamentó Rojas.

Desde abril de 2016, la empresa Tintexpress está desarrollando un modelo de negocio con asociados independientes como una figura de franquiciado, que le venderá las ventajas de “utilizar la tinta para renovar el closet” a su comunidad.

La modalidad de esta cooperativa es que cada socio envié las piezas consignadas por su cliente, con una tarifa de encargo al mayor, que le reduce al franquiciado hasta 50% del costo en comparación a enviarlo directamente a una tintorería.

“La empresa le brindaría asesoría y el entrenamiento. Su única inversión será en publicidad, para llamar la atención de sus potenciales clientes. Nuestra misión es que entiendan que las personas tienen un tesoro escondido en su armario y no lo explotan”, señaló.

Estos emprendedores llevarán sus prendas a una franquicia master, que estaría ubicada en Caracas. Sin embargo, este plan es incipiente aún.

“Estamos en período de prueba para evaluar los resultados, pero a principio de 2017 será un plan más preciso”, concluyó el gerente de mercadeo.

Las últimas acciones de Tintexpress es la alianza con el Colegio Nacional de Periodistas para otorgarle un descuento de 20% en teñido de prendas de vestir. En el caso de estos agremiados, podrán llevar sus piezas a la sede del IPSP (Instituto de Previsión Social del Periodista) que funcionará como centro de receptoría.

Link:

http://elestimulo.com/elinteres/tintexpress-opciones-para-customizar-la-ropa-desde-el-tenido/?utm_source=Suscriptores_El_Est%C3%ADmulo&utm_campaign=9645cfce7d-NL08_122016&utm_medium=email&utm_term=0_ffa7fc5d20-9645cfce7d-148683497